El niño está estreñido

Publicado el 28 de feb. de 2014

Madrid, 28 feb (efesalud.com). El doctor José Casas Rivero, pediatra del Hospital La Paz, vídeobloguea desde su consulta sobre el estreñimiento infantil, una alteración en el proceso de defecación que ocasiona una disminución en la calidad de vida, más aún si de vez en cuando “mancha toda la ropa interior, como si tuviera diarrea”.

Para el doctor Casas, excretar las heces con esfuerzo o de forma infrecuente puede ser funcional si la causa no es orgánica o no deviene de una enfermedad “real” que lo justifique, es decir, que los niños hayan asimilado “la pérdida del ritmo intestinal con el paso del tiempo, de tal manera que la caca es cada vez más dura, se complica su defecación para que finalmente inhiban el movimiento de expulsión a causa del dolor que les produce”.

Como consecuencia, “el tapón en el recto es cada vez mayor” y en ocasiones el calzoncillo o la braguita se mancha de heces blandas “por rebosamiento”, que puede parecer una diarrea sin serlo -aclara- lo que en Medicina se llama encopresis: defecación involuntaria que sobreviene durante el día.

Ante estos casos, los pediatras recomiendan “medidas de higiene y educación” para que los niños recobren el ritmo intestinal y el reflejo gastrocólico, la necesidad de ir al servicio después de ingerir comida.

Con ese objetivo, el doctor Casas enumera una serie de trucos: “Después de merendar tiene que ir al baño tenga o no tenga ganas de hacer caca; aumentaremos la fibra en la dieta alimenticia con verduras y fruta y reduciremos el consumo de lácteos; incrementaremos la toma de agua, ya que muchos de estos niños no beben agua suficiente y el organismo extrae la que necesita del contenido intestinal, con lo que se deshidratan las heces, se hacen más duras y son más difíciles de excretar”.

Si estos métodos no solucionasen el problema, se puede recurrir a medicamentos “que acrecienten la absorción de agua en el contenido fecal -aconseja el doctor- lo que los hace más blandos y más fáciles de expulsar”.