El ojo vago

Publicado el 10 de dic. de 2013

Madrid, 10 dic (efesalud.com). El pediatra y especialista en adolescencia, José Casas Rivero, vídeobloguea acerca del ojo vago, una disminución de la agudeza visual “que obliga a poner un parche en el ojo bueno para que el cerebro estimule al ojo malo”, normalmente afectado por estrabismo, cataratas, miopía, astigmatismo o hipermetropía.

“La mayoría de las veces, el trastorno en el ojo vago lo detecta la madre cuando observa que su retoño tuerce uno de los ojos, sobre todo en los momentos de mayor cansancio. Si se descubre a tiempo, antes de los seis u ocho años de edad, el ojo se alineará de nuevo y el tratamiento recuperará la visión normal sin intervención quirúrgica”.

Cuando el ojo vago se manifiesta tardíamente, “el problema se soluciona con cirugía, ya sea -indica José Casas- con la reparación del músculo que mueve el ojo o con toxina botulínica”, de tal forma que se asegure una dirección correcta en la mirada.